Testimonios

chamana.1

“Para mí el viaje ha representado abrirme a tener más intimidad conmigo y con el otro. Ha sido un viaje al sentir más profundo, a desenterrar mis miedos y ahondar en mis estrategias. Nunca pensé que abrirme al dolor en grupo podría darme tanta libertad y tanta intimidad al mismo tiempo… Y ahora siento que estoy lista para estar en auténtica intimidad con un hombre, con fuerza, poder y vulnerabilidad, seguir abriéndome al amor, al placer y al dolor cuando emerja…”
E F, Analista Psico Corporal

“El Viaje Iniciático para mí ha sido una forma de ponerme cara a cara con aquel continuo sentir cotidiano que me inquietaba, ha sido una oportunidad de mirarlo fijamente y de vivir el desafío a mí misma, dejando de buscar fuera lo que ya estaba en mí.”
P V, Coach

“Todo viaje es una revelación en sí, y éste, me adentró en los territorios más inexplorados de mi psique, para revelarme el significado de lo femenino auténtico, la conexión amorosa y feroz con la Madre Tierra, el placer y la belleza desde una visión no edulcorada y que la incertidumbre no es algo que necesitemos controlar constantemente.
Las murallas que mi ego erigió durante tantos años con esmero y eficacia, para protegerse de las demandas exteriores, se han ido deconstruyendo para dejar paso a un nuevo significado de lo relacional y lo emotivo que hay en mi.
El viaje es algo que se fija en tu vida. Discurrirá de forma transversal, dando forma, espacio y volumen a todos los aspectos esenciales que hay en nosotros y que tanto anhelamos.”
A F, Directora Empresa

“El Viaje Iniciatico fue un espacio de no-tiempo, en el que se silenciaron progresivamente las voces exteriores para darme lugar a mi. Todas esas partes de mi que siempre habia silenciado y reprimido pudieron entonces ser vistas, escuchadas y valoradas. Pude reconocer y admirar como lo que yo siempre habia despreciado en mi -la sensibilidad, la humildad, la sencillez- me habia protegido hasta que yo decidiera volver a mi corazon”.
M M, Consultora Informática

“El viaje iniciatico me llevo a casa, al fin de la busqueda y de mejorarse. Al terminar el viaje senti que ya he llegado a casa, a mi Reino de la Mujer Entera, a mi ciclicidad. Sentí una gran relajación, sentí que no hay nada donde buscar, que el misterio, el dolor y placer estan en cada instante y esta es la vida, vulnerable y desconocida. Ahora tengo herramientas de navegar este el Gran Desconocido.”
O H, Terapeuta

Los comentarios están cerrados.